Climent Picornell

MÉS SOBRE CAGANERS. Climent Picornell.

jcmllonja | 05 Gener, 2005 16:57

Vaig penjar al meu bloc un article sobre la figureta del caganer als betlems o pessebres, d'en Josep Maria Llauradó. I, justament, l'on demà en Jordi Bayona, un català resident a Mallorca que fou director del Diario de Mallorca i Director General de Comunicació amb el govern d'esquerres, també anoment "Pacte de Progrés" (1999-2003), publicava al "Diario de Mallorca" un article sobre el mateix tema, incidint però en la normalitat en què el Príncipe Felipe i na Letizia Ortiz es passegen amb el calçons baixos pels Betlems d'enguany, sense que ningú s'espanti massa. No és veu així desde l'exterior, en que extrapolant, els costa imaginar-se la seva realesa fent un cagarro-ensaïmader a la vista de tothom. D'això va el seu article que podreu llegir més avall i he descarregat de la web del caganer ( www.caganer.com) el dos personatges abans citats fent una bona merda.


Cagoen...

Jordi Bayona *

El penúltimo número del Nouvel Observateur de Jean Daniel, espejo de la inteligentsia gauchista gabacha, presentaba una insólita revelación periodística bajo el título: "Felipe y Leticia, vedettes escatológicas en los belenes catalanes". En periodismo suele ocurrir con cierta frecuencia: te crees que descubres América y resulta que eres el turista cien millones.
En un tono de hilaridad y sorpresa, el anónimo redactor describe que ha visto figuritas de los príncipes, en cuclillas, aliviándose el vientre. Entrevista a los artesanos que las han elaborado -Anna Pla y su hijo Marc Alós, de L´Estartit- y les pregunta si su iniciativa les ha causado algún problema y si han pedido los permisos pertinentes. Como es natural, le responden que jamás han pedido permisos y, por supuesto, tampoco a la Casa Real. Que ellos hacen lo que creen que será más vendido.
El entrevistador no sale de su asombro al contemplar cómo fabrican seiscientas figuritas del Príncipe Felipe, en uniforme de gala de comandante de la Armada, y de su esposa, con el famoso traje blanco Armani de la pedida de mano. Ambos con los pantalones hasta las rodillas, en plena faena. A doce euros la pieza, por cierto.
Finalmente, el periodista descubre los interrogantes de tal irrespetuoso desdoro y habla de la tradición del caganer, que en francés, como siempre, queda mucho más fino: le défécateur. Entre la colección de caganers de este año también figuran Dalí, Zapatero y, por supuesto, Ronaldinho.
En general, la prensa francesa continua teniendo una idea muy exótica de España. Los esfuerzos de Papá Chao desde Le Monde, no han servido para nada. Pervive la visión folklórica de cuando Plantu publicaba viñetas en la portada de este periódico con un toro banderilleado con la cara de Franco.
El periodista del Nouvelobs se sorprende del caganer y de su entorno escatológico porque ignora que en su país existía en los años 40 un personaje muy similar: Père la Colique, unos pequeños muñequitos de terracota, también en posición de défécateurs, que si se les aplicaba una cerilla en su orificio posterior, soltaban una sustancia aparentemente excrementicia.

Los catalanes han confeccionado mucha sociología de bolsillo sobre la presencia de caganers en sus belenes. Desde hace años el personaje se ha expandido hasta llegar a Mallorca y ha causado las iras de los atrincherados en el búnker de la ensaimada, que han tildado la importación como un nuevo atentado cultural de los catalanonazis.
Nuevo error de información. El caganer no es endémico de Catalunya. En una excelente exposición sobre los belenes españoles celebrada recientemente en Madrid, aparecía una figurita de la escuela sevillana, datada del siglo XIX llamada La Vieja Cagona, que representaba una abuela de las de moño y vestido negro, sentada sobre un orinal. También se ha detectado la presencia de cagones, cagöes y cacones en belenes de Murcia, Portugal y Nápoles, respectivamente.
De hecho, existe una auténtica internacionalización de estas figurillas. Algunas han llegado hasta Japón. En Tokio existe un restaurante regentado por un catalán, Manel Benito -ya se sabe que en cualquier rincón del mundo siempre encuentras a un catalán atareado en alguna cosa- y en cuyos servicios se exponen más de una treintena de variantes del caganer. Quizás por lo indicado del entorno, la muestra ha tenido un inusitado éxito entre los clientes, que preguntan por la procedencia de las figuritas y se interesan vivamente por adquirirlas. De hecho, un editor japonés ha publicado un pequeño libro con las fotografías de los defecadores.
La bibliografía sobre el tema es enorme y contiene todo tipo de explicaciones filosóficas, culturales y etnográficas, todas ellas muy sólidas. Sin embargo, no se comprende cómo hay que dar tantas razones para un fenómeno tan normal como poner a un caganer junto a la cueva del nacimiento del Niño Jesús. Al fin y al cabo, forma parte del más profundo acervo cultural. A nadie se le escapa que somos un país que idolatra y rinde culto a las cosas más sagradas pero, paralelamente, se caga en ellas. Desde la Sagrada Forma hasta la madre ajena, a la cual se le añade, además, otro epíteto.
Qué sería de nosotros si no existiera en nuestro lenguaje cotidiano el tan utilizado "cagoen....", que tan claras deja las cosas y tanto relaja.

(*) Jordi Bayona es periodista



Comentaris

Re: MÉS SOBRE CAGANERS. Climent Picornell.

JosepArnau | 06/01/2005, 21:57

Tant de bo els reis que van passar anit, s'haguéssin endut aquest parell d'impostors. Els borbons, als taurons. No comprenc com al segle XXI encara hi han monàrquics.

Elogi del caganer i consulta

Eduard Enric | 15/10/2007, 20:11

Benvolgut senyor Picornell,
He llegit l'article del senyor Llauradó, i m'ha agradat força la visió que dóna del caganer com a fet ecumènic i "tranversal". Últimament jo havia arribat a la conclusió que el caganer era, també, símbol de l'abundància de la festa de nadal. Per què no? En tot cas, estarem d'acord que el caganer és un senyal de "maduresa" cultural, d'una certa capacitat d'ésser irònic envers un mateix.
Voldria fer-vos una consulta. M'interessaria fer un tiratge d'un caganer representant una persona que penso que esdevindrà molt popular pròximament. En voldríem fer d'entre 100 i 500 exemplars, i proveiríem una foto i informació sobre el personatge a qui s'apuntés a fer-lo (pagant les figures, evidentment). Coneixeu algú que ho pogués fer? Moltes gràcies i bona setmana !

Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb